La resistencia al cambio

El lunes descargué la versión 6 del Safari. Como era de esperarse algunas cosas cambiaron.

Uno de los cambios más notorios es la desaparición de la caja de texto que se encontraba a la derecha de la entrada de direcciones. Uno lo nota de inmediato, ya sea porque se trata de buscar algo o porque la otra es ahora enorme. Otro de los cambios que para mi fue notorio es la pérdida de funcionalidad de la tecla de retroceso (tecla, no botón). Ya me había yo acostumbrado a simplemente oprimir la tecla Back para navegar a la página anterior, sin necesidad de tener que sacar la mano del teclado para alcanzar el ratón o el touchpad. Sí, podrá parecer algo trivial o de alguien flojo pero, contrariamente a lo que muchos dicen, el ratón no es el principal medio de entrada. Se utiliza más el teclado, por lo que eso de abandonarlo para tomar al ratón y regresar al teclado… es de flojera.

En un inicio, por supuesto, mi molestia comenzó a crecer por lo que aparentaba ser un nuevo aprendizaje y cambio de costumbres. Conforme navegaba preguntándome como quitar ese comportamiento de búsqueda en la barra de direcciones, en lugar de sugerirme o completarme el URL como ocurría en la versión anterior, fui notando (y apreciando) la utilidad de la integración de las mencionadas cajas de texto. Al poco tiempo terminé acostumbrándome al asunto y dejé de buscar la mencionada desactivación.

Algo que noté, eso sí, en mi búsqueda, fue el hecho que mucha gente se quejaba de lo mismo y pidiendo su desaparición, hablando de errores de diseño, pérdida de funcionalidad, retroceso y mil adjetivos más. Caí en cuenta que simplemente estaba experimentando la resistencia al cambio propia de nuestra naturaleza de ser animales de costumbres.

René Magritte, «La Mémorie», 1948. Óleo sobre tela.

Sin embargo, al final, no importa cuánto nos quejemos, gritemos o lloremos ante los cambios, simplemente nos adaptamos. Nuestra resistencia al cambio sólo puede ser medida en forma directa a nuestra adaptabilidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.